La APS propone que la profesionalidad y la honestidad de los periodistas sean los únicos criterios en la información electoral y en los debates

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Expresa su rechazo total a los bloques electorales, pide que se elimine la jornada de reflexión y que haya sondeos hasta el mismo día de las votaciones

La Asociación de la Prensa de Sevilla ha propuesto que la información política y los debates en periodo electoral respondan, exclusivamente, a los criterios de profesionalidad, ética y honestidad de los periodistas de los medios de comunicación públicos, criterios que son los que se aplican, o deben aplicarse, en el trabajo cotidiano de estos medios. La APS ha defendido que es inaceptable, tanto para los periodistas como para los ciudadanos, que los partidos políticos sean verdaderamente los dueños de los tiempos, la planificación y los contenidos de la información y de los debates en las campañas electorales. También ha planteado la eliminación de la jornada de reflexión y que se puedan publicar sondeos o encuestas hasta el mismo día de las elecciones. Estas y otras propuestas han sido expuestas por el presidente de la APS, Rafael Rodríguez, en su comparecencia ante el Grupo de trabajo del Parlamento andaluz para llevar a cabo la reforma de la Ley Electoral de Andalucía.

La APS, que es la segunda asociación de periodistas de España por número de asociados, ha pedido a los cinco grupos parlamentarios que integran este Grupo de Trabajo que, desde una óptica periodística, encaren la modificación de esta Ley sin miedo a la libertad de información, con confianza plena en la profesionalidad y honestidad de los periodistas de los medios de titularidad pública y siendo conscientes del derecho constitucional de los ciudadanos a recibir una información veraz. Ninguna de estas premisas básicas e irrenunciables se da en estos momentos durante las campañas electorales, al contrario, son vulneradas.

El presidente de la APS ha sostenido que resulta sorprendente e inaceptable que, aunque no existe ninguna ley ni norma legal estatal o andaluza que los establezca, los medios de comunicación públicos se ven obligados, elección tras elección, a emitir la información política en unos bloques cerrados en minutaje y contenidos. La ley estatal solo habla de un criterio de proporcionalidad. A partir de ahí, las juntas electorales, de las que forman parte los partidos políticos, han interpretado e impuesto, por ‘tradición’, que cada grupo que concurre a unas elecciones dispone de un tiempo determinado según los resultados obtenidos en los anteriores comicios. Esto lleva a la aberración de que en periodo electoral no se pueda informar sobre partidos políticos de nueva y fuerte implantación o que formaciones a punto de desaparecer, pero que obtuvieron en la convocatoria electoral precedente buenos resultados, acaparen todo el tiempo. La situación se agrava cuando los partidos indican qué convocatorias y candidatos se deben cubrir, y cuáles no, o cuando facilitan la señal realizada de sus actos impidiendo el trabajo de los periodistas.

Los trabajadores de los medios públicos rechazan radicalmente esta imposición. De ahí que, al comienzo y al final de la información política en periodo electoral, los propios presentadores de radio y televisión, o bien mediante un crol, le dicen a la audiencia que no comparten y que no se hacen responsables de lo que van a ver y a oír. La reacción del ciudadano es obvia: está siendo objeto de una estafa y fraude informativo. Esto, lógicamente, solo contribuye a una absoluta falta de credibilidad en la profesionalidad de los periodistas y de los medios públicos.

La APS ha propuesto que en la futura Ley Electoral de Andalucía se incluya como único criterio por el que ha de regirse la información política en campaña electoral el de la profesionalidad, ética y honestidad de los periodistas de los medios de titularidad pública, como debe ocurrir en su normal funcionamiento diario. Si los periodistas o los medios incumplen ese criterio, cualquier persona o grupo afectado puede recurrir a los órganos de control o a los tribunales de justicia.
La Asociación de la Prensa de Sevilla también ha defendido que se celebren todo tipo de debates electorales, tal y como fija el Estatuto de Autonomía de Andalucía en su artículo 105 que, no obstante, los limita a los grupos con representación parlamentaria. La APS plantea debates abiertos, plurales y representativos, y que el único criterio sea también el de la profesionalidad de los medios y los periodistas. Son estos, y no los partidos políticos, quienes deben proponerlos y planificarlos, para que sean libres, espontáneos, prácticos y útiles y para que los ciudadanos puedan conocer realmente a los candidatos y sus propuestas.

Dos aspectos novedosos que la Asociación de la Prensa de Sevilla ha planteado ante el Grupo de Trabajo del Parlamento de Andalucía se refieren a los sondeos electorales y a la jornada de reflexión. La APS, en un tiempo marcado por las nuevas tecnologías, Internet y las redes sociales, defiende que las encuestas sobre intención de voto, como sucede en la mayoría de los países, se puedan publicar hasta el mismo día de las votaciones. En España, la Ley Electoral estatal las prohíbe desde cinco días antes. Tampoco tiene sentido mantener la jornada de reflexión, que no existe en otros países y que castiga a los medios de titularidad pública que están obligados a guardar silencio informativo sobre cuestiones relacionadas con la campaña electoral desde el momento en que esta concluye, una pauta que no afecta de la misma manera al resto de medios de comunicación.

 

Patrocinadores

 
 
Inicio Noticias Mega Module La APS propone que la profesionalidad y la honestidad de los periodistas sean los únicos criterios en la información electoral y en los debates

Dirección

Paseo de las Delicias, 5 4ª izquierda, 41001 Sevilla.

1

Calle Torneo 77, 1º.Sevilla 41002 España

Tel: 954.293.940  Fax: 954.214.544  Móvil: 626.386.280