23/04/2013
23/04/13

Premio a todos los profesionales despedidos por la crisis

La Unió de Periodistes Valencians, organización profesional mayoritaria en el ámbito de la Comunidad Valenciana, adscrita a la Federación de Asociaciones de Periodistas de España-FAPE y a la Federación Internacional-FIP, formada por cerca de ochocientos profesionales, decidió en la Asamblea anual ordinaria, otorgar sus Premios Llibertat d’Expressió 2013 al Comité de Empresa de RTVV, al Consejo de Informativos de TVE y a todos los profesionales de la información despedidos de sus puestos de trabajo desde que empezó la crisis.

EL Comité de Empresa de Radio Televisión Valenciana -RTVV- recibe el Premio Llibertat d’ Expressió 2013 por la labor de los profesionales que luchan en defensa de una radio y televisión públicas, en valenciano y de calidad. Un modelo de radio y televisión que se ha visto afectado por un ERE donde 1.200 trabajadores han sido despedidos. El galardón reconoce la defensa firme de unos medios públicos que con las intromisiones políticas han acabado desvirtuándose y alejándose de la Ley 7/1984 de 4 de julio, por la que fue creada la RTVV.

Premio Llibertat d’Expressió 2013 al Consejo de Informativos de Televisión Española por su actitud valiente y de denuncia ante el intento de injerencia política en los informativos de la televisión pública. Esta forma de actuar ha producido todo tipo de presiones y ataques por parte de los directivos y de los miembros del Consejo de Administración. El CdI de TVE es un ejemplo de la defensa de la pluralidad y la objetividad informativa.

Premio Llibertat d’sExpressió 2013 a todos y todas las profesionales de la información que han perdido su puesto de trabajo desde que comenzó la crisis en el sector. Desde la Unió de Periodistes Valencians son conscientes de que los medios de comunicación deben ser rentables y solventes económicamente para garantizar su independencia. Pero con la entrada en vigor de la nueva ley de la reforma laboral con cada despedida de un periodista no sólo se ha perdido un puesto de trabajo sino que también se ha rebajado la libertad de expresión. Cuando un medio cierra la profesión se vuelve más precaria. En el caso de los periodistas, la precariedad laboral no deteriora sólo su dignidad y la calidad de la información sino también la de nuestra democracia.

Comunicación APS